Ocho canciones publicadas y mucha actitud es lo único que han necesitado Carolina Durante para convertirse en el grupo del año. Una banda que desata la locura y agota entradas por cada sala que pasa. Para muestra sirven los dos llenazos que consiguieron en Madrid el pasado fin de semana. Quién nos iba a decir que en pleno diciembre sudaríamos de esa forma.

El aspecto de un Ochoymedio hasta la bandera ya adelantaba que la del viernes no sería una noche más en la sala madrileña y tan solo fue necesario que sonasen las primeras notas para confirmarlo. Con una actitud arrolladora saltaron al escenario y aquella olla a presión estalló provocando una locura colectiva que no cesaría hasta que se cayera el telón.

Temas como “En verano”, “300 golpes” o la archiconocida “Cayetano” protagonizaron un repertorio en el que también hubo tiempo para presentar canciones nuevas como “Joder, no sé” que formarán parte de su primer álbum previsto para ver la luz a principios del próximo año. Y por si no fuera suficiente con semejante colección de singles cantados a pleno pulmón y los adelantos de su nuevo trabajo, los madrileños contaban con dos ases bajo la manga. El primero fue la aparición de Joaquín, miembro de los míticos Los Nikis, con los que tanto se les ha comparado a Carolina Durante durante este año. Pasado y presente sobre el escenario añadiendo otro momento histórico a la noche al ritmo de “Diez años en Sing-Sing”. La segunda sorpresa llegó de la mano de alguien que también ha protagonizado la escena musical durante este año. Amaia Romero salía al escenario para presentar en directo su colaboración en “Perdona (Ahora sí que sí)”, el último single publicado por la banda. Hace menos de un mes que su particular versión del tema de Marcelo Criminal vio la luz, pero aquello sonaba como si fuera un clásico de toda la vida. La entrega en cada verso era total.

Los saltos, los pogos y las invasiones de escenario fueron constantes durante todo el concierto. Estar en primera fila se convirtió la noche del viernes en deporte de riesgo. Una noche que seguro será recordada durante mucho, mucho tiempo, pues todos los allí presentes sabíamos que lo logrado por Diego, Martín, Juan y Mario era algo insólito. Quién les iba a decir en diciembre de 2015 cuando al salir del concierto de Perro y Belako y decidir que querían montar un grupo para vivir noches así, que tres años después estarían en ese mismo lugar triunfando de semejante manera.

Y si esto ocurría en diciembre y sin publicar todavía ni un disco, ¿os imagináis lo que sucederá cuando se suban al escenario de Tomavistas y presenten su tan ansiado debut?

¡Esto solo acaba de empezar! ¡Ahora sí que sí!

 

Adrián Yuste.

Behance