Empezamos el lunes con un artículo sobre nuestras primeras confirmaciones a Festival Tomavistas 2017: Suuns. ¿Todavía no los conoces?

Estos canadienses fueron las sensación del Primavera Sound 2016 dejando a todo el público anonadado con su oscuridad y post-punk de autor. Y es que los canadienses empezaron en el art-rock más oscuro con su debut en 2010 de “Zero QC”. Hoy, seis años después, la crítica los deja por las nubes y es que su último disco, “Hold/Still”, es la pera limonera. ¿Te vendrás a escucharlo en directo en Tomavistas Festival 2017?

Una de las características del grupo es su línea de experimentación ascendente, que desde 2007, año en el que se formó oficialmente la banda, persiguen con pasión. Ahora, con más electrónica que en anteriores entregas, podremos disfrutar en directo de “Hold/Still” una propuesta más sosegada, más detallista donde la banda se ha llenado de influencias de John Congleton (productor de Swans o Explosions in the Sky, entre otros).

Por si no lo sabíais, Suuns (se pronuncia «soons», y se traduce como «ceros» en tailandés) han tratado de hacer las cosas de manera diferente a lo que auguraba la escena canadiense. Se formaron en Montreal 2007, cuando el cantante / guitarrista Ben Shemie y el guitarrista Joe Yarmush se unieron para trabajar en algunas demos, a las que pronto se unirían Liam, el viejo amigo de Ben en la batería y Max Henry en el sintetizador. Los dos primeros discos “Zeroes QC” e “Images Du Futur”, fueron nominados al Premio Polaris de 2012 y la banda pronto se vio metida en el saco del renacimiento musical de finales del año 2000 en la ciudad de Montreal. Sin embargo, al mismo tiempo, los Suuns se sienten muy alejados de los grandes conjuntos barrocos y orquestas apocalípticas que caracterizan la escena en Canadá. «Escribimos música muy minimalista», piensa Ben. «No son formas de canciones tradicionales, a veces no llegan a ninguna parte, pero tienen su propia clase de lógica«. O como dice Joe: «Es música pop, pero sentado en este espacio malvado«.

Prepararos para descubrir el enigma de este tercer disco: música extrañamente bonita y meticulosamente tocada que abraza los opuestos y hace una virtud de disonancia cognitiva. En este disco, como nos explican en su página oficial de Facebook, nos regalan 11 canciones psicodélicas, pero austeras; sensuales, pero frías; orgánicas… pero electrónicas. «Hay un elemento de este álbum que se resiste a los oyentes, y creo que es debido a estas fuerzas constantemente opuestas«, dice el baterista Liam O’Neill. Y para muestra un botón, os dejamos con el tema ‘Translate

¿Preparados para escucharlos en directo? Algunas de sus canciones ya están en nuestra lista Tomavistas Festival 2017? ¿Tienes alguna favorita?

Behance