Digitalism

La historia de Digitalism va sobra las cosas que cambian y las que no. Corría el año 2004 cuando Jens Moelle y Ismail «Isi» Tuefekci se conocieron en una tienda de discos de Hamburgo. «Isi» era un comprador habitual de Underground Solution, un refugio para los especialistas en electrónica, y Jens trabajaba allí por las tardes. Antes de una fiesta que se iba a celebrar en la tienda, un DJ enfermó. El propietario preguntó a «Isi» si podía unirse a Jens para que pincharan los dos. Él, el propietario, no lo sabía, pero los dos amigos ya habían empezado a producir su propio material. Al principio, solo por diversión. Hacían canciones para rellenar vacíos en sus sesiones: si no podían encontrar el tema ideal que encajase ahí, lo componían. Sus ambiciones eran modestas…

Así que cuando su edit del «Seven Nation Army» de The White Stripes fue publicado en una edición limitada, fue un gran momento. Se agotó al instante. Ahí fue cuando se instalaron en su «bunker», el estudio de Hamburgo donde todavía trabajan actualmente. Las olas que estaban creando pronto trascendieron la escena de baile de Hamburgo. En concreto, captaron la atención del sello parisino Kitsune, dirigido por Gildas Loaec y Masaya Kuroki. Como «Isi» recuerda, un colega suyo recibió un mensaje de Gildas, que decía: «Todo el mundo en París está ahora volviéndose loco con eso, ¡quiero ese disco!». Estaba refiriéndose a Digitalism.

 

Compartir

¡NO TE LO PIERDAS EN TOMAVISTAS!
Compra tu entrada
Behance