“Meridiana” (2016), el primer álbum a nombre de Enric Montefusco, es un trabajo que nadie debería dejar pasar. En él, el cantante y líder de los inolvidables Standstill cuestiona sin paños calientes nuestro condicionamiento social y cultural, envolviendo sus certeras reflexiones en una sonoridad cálida y novedosa, siempre conmovedora. Su concierto en Tomavistas 2017 también nos colmará de emociones, de eso estamos seguros.

 

1 En “Meridiana” apuestas por la sonoridad acústica, por instrumentos de madera, cuerda, viento… ¿Qué te lleva a tomar esta decisión?

Dos cosas me llevan allí. Una es la tendencia que ya me viene de lejos de ir dejando poco a poco atrás la electricidad, para ir encontrando diferentes formas de buscar intensidad y catarsis con elementos mas orgánicos. Y la otra es que con este disco, por coherencia con lo que quiero decir y a quién, he buscado un estética de canción popular, con instrumentos acústicos, tradicionales, de toda la vida.

2 El álbum ajusta cuentas con el pasado, con la educación recibida por toda una generación, y desemboca –seguro que no por casualidad– en “Yo delego en ti”. ¿Dirías que “Meridiana” es una llamada a la responsabilidad personal, un estímulo para dejar de echar balones fuera?

En última instancia sí, y por eso “Yo delego en ti” es la última del disco. El disco creo que retrata, por lo menos un poco, en qué nos ha convertido a todos este modelo de sociedad. A nadie le interesa que una persona sea libre (en el sentido real de la palabra), esté sana, ni plena, si eso no participa del modelo dominante, es decir, que dé dinero a otros. En ese sentido, si seguimos delegando las cosas mas fundamentales de nuestra vida (y la de nuestra familia) en terceros, perdemos en esa lucha de intereses y el precio acaba siendo muy caro. Así lo veo yo, por lo menos.

3 La portada y arte del disco es un acierto y refleja muy bien su espíritu. En el libreto interior vemos una imagen en la que aparece el vinilo de “Diálogos” (1975), segundo álbum de Joan Baptista Humet. En ese disco encontrábamos una canción titulada “Layetana abajo” que en parte tiene que ver con las cosas que tú cuentas ahora. Layetana y Meridiana conectadas por las canciones casi medio siglo después. ¿Qué te parece?

Que no fue a propósito pero que no es casualidad tampoco. Con esa foto me interesaba retratar ese lugar de resguardo, necesario e íntimo, al lado de un tocadiscos (o un libro), dentro de un edificio, donde uno de vez en cuando puede conectar con las cosas importante. No es casualidad que eso sea con un disco de canción popular y que en ese disco se traten cosas parecidas a las de mi disco.

4 ¿Cómo era la primera canción que escribiste?

Fue en el 95 creo. Era una mezcla de grunge y punk y “hablaba” de una pérdida familiar.

5 ¿Qué es lo mejor de tener un grupo de rock? ¿Y lo más desagradable?

Lo mejor es tener un espacio donde expresarse y comunicarse con los demás. Lo peor son los clichés, la superficialidad, inercias y malentendidos que hay alrededor.

6 ¿Qué querías ser de pequeño y que te gustaría ser de mayor?

Siempre he tenido muchas dudas con todo, y la madre de las dudas era qué quería ser de mayor. Llegué a estudiar una carrera que no me gustaba nada. Ya bastante mayorcito creo que he entendido cuál es mi lugar, el único donde de momento me he sentido cómodo. Me gustaría no volver a sentir que estoy fuera de mi vida, ese es mi plan mas ambicioso.

7 Nombra a un grupo o músico, del pasado o del presente, que creas que debería ser conocido por más gente y elige un álbum suyo para empezar a escucharlo.

Me gusta mucho un autor catalán que se llama Nico Roig. El último disco “Vol. 71” es muy interesante, sobre todo la parte instrumental, aunque las letras no tienen desperdicio.

8 ¿Qué libro o lectura cambió tu forma de ver el mundo?

En su momento, hace casi veinte años, fue “Viaje al fin de la noche” de Céline.

9 ¿Cuál es la peli que nunca te cansas de ver?

He visto varias veces toda la filmografía de Cassavetes y la mayoría de películas de Berlanga, Bergman, Antonioni y Herzog.

10 ¿Qué música te gustaría que sonara en tu funeral?

Me sale ahora mismo “Le moribond”, de Jacques Brel.

 

 

Behance